Casa » Derecho penal juvenil » Francisco de asis y los marginados Descarga gratuita de eBookStore:

Descarga gratuita de eBookStore: Francisco de asis y los marginados

Al acceder o descargar libros electrónicos de Descarga gratuita de eBookStore: Francisco de asis y los marginados 978-8428823333 por Juan antonio vives aguilella EPUB DJVU, puede ver la opción de seleccionar libros electrónicos en formato PDF o EPUB. EPUB es un formato de archivo y estándar de libro abierto que está optimizado para ver en dispositivos. Los PDF no son re-fluidos, por lo que su tamaño de texto no se puede ajustar para mostrarlos en varios dispositivos.

Descarga gratuita de eBookStore: Francisco de asis y los marginados
  • Libro de calificación:
    4.77 de 5 (325 votos)
  • Título Original: Francisco de asis y los marginados
  • Autor del libro: Juan antonio vives aguilella
  • ISBN: 978-8428823333
  • Idioma: ES
  • Páginas recuento:160
  • Realese fecha:2011-02-28
  • Descargar Formatos: MS WORD, DOC, MOBI, AZW, PDF, DJVU, CHM, TXT
  • Tamaño de Archivo: 14.77 Mb
  • Descargar: 3325
Secured

Descarga gratuita de eBookStore: Francisco de asis y los marginados

Para comprender el amor de Francisco por los marginados.
Siempre he sentido a flor de piel -dice el autor- el valor humano y evangélico de la misericordia, del amor personalizado y la preocupación preferencial por el amplio mundo de la marginación. Y precisamente por ello he admirado de forma especial dicho valor y dicha preocupación en la vivencia personal del Santo de Asís. Él -seguidor radical del mensaje evangélico en todo momento y circunstancia- fue también -y no podía ser de otro modo- un seguidor incondicional del amor -culmen y esencia de la Buena Noticia-, y de un amor además que, tras las huellas del Maestro, tiene siempre la virtud de responder a las necesidades concretas de la persona amada y adquiere así su dimensión de amor personalizado y hecho «a la medida» del otro. Y él también, como el Maestro, se sintió impulsado a atender de modo particular a los apartados, excluidos, pobres y pecadores, pues «no necesitan del médico los sanos, sino los enfermos».